Visitamos a nuestros amigos de ATAP Viedma

AddThis Social Bookmark Button


Nota3En la provincia de Río Negro existen muchas entidades dedicadas a promover y defender los derechos de las personas con discapacidad. Lo hacen de diversas formas y desde distintos puntos de vista, pero con un mismo fin, fomentar igualdad. La Asociación Taller Protegido de Viedma es una de ellas. ATAP funciona en la capital rionegrina desde hace muchos años.


Yolanda Victorica
Presidente de ATAP


 

 

En 1978, este proyecto cobró vida con la intención de generar un espacio de contención, solidaridad y compañerismo, con la idea de formar un grupo que se sienta a gusto y pueda sacar provecho de sus habilidades para de esa forma insertarse en el mercado productivo. Los propulsores tuvieron que remarla, pero la iniciativa se fue gestando y hoy sigue adelante.

Yolanda Victorica es la actual presidenta de ATAP y es ella quien nos cuenta la misión que tiene esta entidad. “Nuestra idea es que los chicos puedan desarrollar sus capacidades en ese Nota1ambiente, estamos convencidos de que ellos puede hacer trabajo, hoy tenemos un taller de bolsas que continúa, uno de huerta y jardinería en el cual nos apoya la gente de Prohuerta, el taller de cerámica, entre otros. Vamos incorporando a los chicos que salen de la escuela laboral, algunos otros que habían abandonado y ofrecerles este espacio”.

Precisamente la necesidad de darles a las personas una ocupación al finalizar la escuela fue lo que motivó a los creadores a impulsar este taller.

“En el año 78, los chicos que iban a la Escuela Especial Nº7 de Viedma y a la Escuela Nº 501 de Patagones, terminaron el ciclo porque habían cumplido la mayoría de edad, entonces un grupo de padres, docentes y vecinos preocupados por el tema, decidieron crear un espacio de contención pero también de expresión laboral donde los chicos puedan trabajar en el armado de algún producto y ahí se le dio vida a la Asociación Taller Protegido, con el taller de bolsas. Se empezó a trabajar en una casita de la calle Murillo del barrio IPPV”, contó Victorica.

Hoy, ATAP funciona en Rivadavia 471, de Viedma. “Se consiguió un terreno y después se empezó a construir el espacio que tenemos; es un lugar grande, confortable, donde los chicos tienen posibilidad de trabajar de forma muy tranquila”, agregó la presidenta.

El taller. ATAP funciona de lunes a viernes de 14 a 18. Actualmente son quince personas las que nuclea. “La relación entre ellos es muy buena, son gente muy dulce con la que se puede trabajar, un clima muy lindo y además las chicas que trabajan (las talleristas) son muy cálidas y eso ayuda. También arreglamos con la Universidad del Comahue para que una estudiante de Psicopedagogía venga a hacer la residencia y de paso nos ayude con los chicos en cuanto a la formación”, explicó Victorica.

Con respecto a la modalidad de trabajo, “contamos con talleristas, nosotros trabajamos de esta forma, los chicos elaboran algún producto, ya sea manual o en cerámica y luego los venden”.

La inserción en el mercado laboral. Muchos de los productos elaborados son puestos a la venta en una feria americana que todos los meses se desarrolla en las instalaciones del taller. “La idea es que los vendan y lo que se saquen, lo repartan entre ellos equitativamente. Hoy se venden muchas bolsas y esperan a fin de mes para cobrar”, explicó Victorica.

Pero, como cualquier entidad sin fines de lucro, mantenerse en pie cuesta mucho. “El Estado nos aporta un subsidio mediante un convenio por 48 mil al año, pero nos cuesta mucho, tenemos que hacer todo nosotros. Si el Consejo del Discapacitado funcionara nos ayudaría un montón. Igual, tenemos la ayuda de una señora que nos aporta todos los meses y con eso pagamos a algunos talleristas y la feria americana funciona muy bien ya que la comunidad nos aporta mucho, pero todo cuesta. Somos una comisión que hace todo ad honorem, si fuera pago sería otra cosa, aunque nuestro estatuto no lo permite, por eso a la hora de gestionar y apoyar en trámites, el Consejo es el que debería intervenir”, enfatizó Victorica.

Trabajo en conjunto. La titular de ATAP sostuvo que existe vinculación con otras organizaciones sociales. “Tenemos relación con otras organizaciones, aunque con otros talleres no nos hemos juntado. Hace poco, en una charla que tuve con el presidente del Consejo del Discapacitado, le propuse que dentro de una reunión de instituciones, nos podamos juntar entidades con problemáticas comunes, nos dijo que sí, ojalá sea así. En cuanto a otras organizaciones, en Viedma trabajamos con Aprovi, Nexos, Mutual Vivir. Esto tiene que ver con la política de la comisión porque faltaba apertura, así que de a poco nos vamos abriendo porque esa es la idea, que los chicos estén más conectados, que no estén solos”.

Nuevas propuestas. Los objetivos por cumplir, los sueños por realizar y las metas a alcanzar, son los principales puntos que mueven a cualquier organización a continuar adelante. En el caso del Taller Protegido de Viedma, saben que aún hay mucho más por conseguir. “En la medida en que nos van saliendo las cosas, pensamos en nuevas propuestas. Para un futuro queremos que el taller se convierta en un hogar de día porque vemos la problemática de los adultos que están solos en sus casas y necesitan un espacio donde estar, de contención, para divertirse. Y
Nota4nosotros como familiares necesitamos que eso funcione”, marcó Victorica.

La felicidad de los chicos, ante todo. Esa es la principal misión de ATAP. “Tomamos la palabra discapacidad pensando desde donde lo decimos y lo decimos desde lo más profundo de nuestro corazón. Lo que queremos de nuestros chicos es que sean felices, que se desarrollen con todo lo que tienen y lo que saben y sobre todo queremos fomentar la inclusión, ya no queremos salir con ellos y que la gente los quede mirando, queremos que se integren, que desde el otro lado se tome conciencia que los chicos son comunes y corrientes, por ese camino vamos”, afirmó la titular.

Para formar parte de ATAP…

“Si o si la persona tiene que haber pasado por la escuela formal y además tener el certificado de discapacidad”, aclaró Victorica. Además “la discapacidad de ellos tiene que ser leve o moderada porque tienen que poder caminar, mover las manos, necesitamos que tengan movilidad y que se manejen solos”.

 


Información de contacto:

Asociación Taller Protegido Viedma ATAP
Rivadavia 471 (8500) Viedma RN
Tel. (02920) 431428
Atención: Lunes a Viernes de 14 a 18 Hs.
Mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Presidente: Sra. Yolanda Victorica

 

 

Facebook IIATAP en Facebook
Próxima “Feria Americana” !!
Viernes 7 Sept. 15 a 18 hs.


Escuche el audio de la nota !


 



Nuestra última Feria Americana...


feria1
feria2
feria3
feria4
feria5
feria6
feria7
feria8
feria9

Nuestro taller de Huerta...


Huerta1
Huerta2
Huerta3
Huerta4
Huerta5
Huerta7
Huerta8